Archivo de la etiqueta: poesía

Poema de amor anónimo.

Poema de amor anónimo.

Vaya adonde vaya,
la soledad es mi amiga.
Ojalá tenerte aquí, conmigo.

Si tan sólo pudiéramos
no sentirnos tan solos…
Pero,
¿qué sería de lo que sentimos?

Te imagino bailando,
borracha y alegre.
Y sonrío.

Sé que tú
también estás sola.
Me alivia,
aunque lo siento por ti,
pequeño brío.

Estás loca de remate.
Y es justo lo que buscaba.

Pintas tu cuerpo
sin intención de borrar
las cicatrices de tinta
que te adornan.

Buscas compañía en tus noches,
pero estás sola a diario.

Tu espíritu es salvaje.
Y tu corazón,
solitario.

(Imagen: “Autorretrato” – Teka Mochomo. Todos los derechos reservados).

Anuncios

Red Warlock Poems, IV.

Como un brote de hierba,

busco mecerme

en el Sol.

El Sol cura las heridas

y esculpe las pieles.

Como una flor en primavera,

persigo el Sol con la mirada,

la cara empapada

de energía solar.

Bañando nuestros cuerpos

desnudos en la luz.

Arropados por su calor,

dóciles y sumisos.

El Sol es culpable de la ceniza

y las flores.

Que emergen del polvo,

como pequeños y espléndidos soles.

Juega con nosotros,

regala vida, sentencia a muerte.

Nos contempla impasible,

omnipotente,

inerte.

Una maquinaria perfecta,

que separa luz y oscuridad.

Mi Dios es el Sol,

no creo en nada más.


Red Warlock Poems, III.

Respiro el humo.

Pienso en tu pecho,

hinchándose como el de una paloma.

En el sudor que emana de

tu espalda.

En tus caderas.

 

Eres mía,

sólo mía.

 

Tus pechos, firmes, majestuosos,

como dos manzanas maduras pendiendo del árbol,

listas para ser recolectadas por unas manos trabajadoras,

que únicamente desean llegar a su hogar. Pero

yo no tengo hogar,

así que mi deseo se limita a la recolección del fruto.

 

Después de tomar tu calor, desapareceré.

Iré allí adonde no puedas encontrarme,

pero da igual,

no me buscarás.

 

No eres mía,

eres libre.